Graciela Molina (1977) dio sus primeros pasos como profesional del doblaje prestando su voz a un personaje en una de las más conocidos películas de fantasía de los últimos años: Willow. Capaz de pasar con soltura de personajes infantiles a protagonistas femeninas, Molina es la actriz a la que el público asocia con profesionales tan conocidas como Natalie Portman, Kirsten Dunst, Megan Fox, Amy Adams o Christina Ricci. Hija del director de doblaje Matías Molina, Graciela ha vivido el oficio desde niña y tiene ya una muy extensa carrera a la espalda. Excelente profesional, ha dado vida a personajes de series de televisión, películas de imagen real, videojuegos y proyectos de animación. Acude al Celsius232 de 2019 en el marco de las Jornadas de doblaje y para participar en la mesa Groening habla castellano, ya que ha sido la princesa Tiabeanie “Bean” de Desencanto. Prestaremos atención a todo lo que tenga que contarnos en el Celsius232.