Kim Newman (Londres, 1959) empezó su carrera como periodista y crítico de cine. Dio sus primeros pasos en las revistas Knave y City Limits, y los primeros libros con su nombre en la portada se centraron en un homenaje a la «mala prosa» de muchas novelas de ciencia ficción (escrito a cuatro manos con Neil Gaiman) y en una historia del cine de terror. En 1989 publica su primera obra de ficción, The night mayor, y estrena el seudónimo Jack Yeovil, con el que firma sus aportaciones a novelas ambientadas en el universo de Games Workshop. Publica como Newman Bad Dreams (1990)

y Jago (1991) y como Yeovil Drachenfels (1989) y Beasts in Velvet (1991) antes de dar inicio en 1992 a la que seguramente sea su saga más popular: Anno Dracula/El año de Drácula. A partir de una idea tan sencilla como original, que los personajes de la novela de Drácula no consiguen detener al vampiro y este se convierte en una presencia constante en el mundo, Newman crea un relato metaficticio y lleno de todo tipo de referentes históricos y de la cultura popular. En castellano se han publicado las dos primeras novelas (El año de Drácula y El sanguinario Barón Rojo) y un cuento (El otro lado de la medianoche) pero en inglés hay otras tres obras largas y varios relatos cortos más.

Newman ha publicado media docena de novelas más (entre ellas Life’s Lottery, una especie de Elige tu propia aventura para adultos), decenas de historias cortas, obras teóricas, una novela corta del Dr. Who, el guión de una serie de cómic ambientada en el universo de Anno Dracula. Ha ganado multitud de premios, del British Fantasy Award al Bram Stoker o el International Horror Guild Award, sigue hablando sobre cine en cabeceras como The Guardian o la revista Empire y no deja de escribir. Un orgullo contar con él este verano en Avilés.