La autora norteamericana (aunque nacida en Wuxi, Jiangsu en China en 1984) Marie Lu estudió Ciencias Políticas y trabajó para Disney Interactive Studios, la empresa de videojuegos, como diseñadora artística antes de iniciar su carrera como escritora profesional con la publicación, a finales de 2011, de Legend, primer título de una saga que se completó con Prodigy y Champion y a cuyo universo acaba de volver con Rebel. Se trata de una distopía ambientada en La República, situada en lo que fue la costa oeste de Estados Unidos, y en la que se narra las guerras entre distintos países en el antiguo territorio norteamericano. A esta trilogía le sigue otra, también distópica, compuesta por Los jóvenes de la élite, La sociedad de la rosa y La estrella de medianoche que nos lleva a un remedo de la Venecia renacentista, llamado Kenettra, en el que una fiebre asola a buena parte de la población y hace que algunos jóvenes desarrollen poderes. En 2017 inicia la publicación de una bilogía de ciencia ficción (inédita aún en castellano y que consta de Warcross y Wildcard) y que tiene al videojuego League of Legends como una de sus fuentes de inspiración.

Lu es, además de autora superventas del New York Times, una de las cuatro escritoras a las que DC encargó el proyecto DC Icons, novelas juveniles protagonizadas por algunos de los personajes más populares de la editorial. En el caso concreto de Marie, es la responsable de Batman: Nightwalker. Una polifacética creadora que llegará al IX Celsius232 con novedad reciente bajo el brazo, El reino del revés, novela que  Ediciones Urano (cómplices principales de que Marie esté con nosotros) sacará en junio, calentita para presentarla en el festival.