África Vázquez Beltrán (Zaragoza, 1990) es consumidora de historias desde su más tierna infancia. Semejante caldo de cultivo y las ganas de crear su propio relato la llevaron a ganar el III premio Jordi Serra i Fabra con su primera novela, Con vistas al cielo, en 2008. Sus siguientes novelas (algunas publicadas en España y otras en México, aunque hayan gozado después de nueva vida en nuestro país) se enmarcan en literatura juvenil de corte romántico e histórico y mientras las escribía le dio tiempo de licenciarse en Historia, de trabajar como bibliotecaria infantil y juvenil (Biblioteca de Aragón) y de impartir talleres de creación literaria. Llegó al Celsius232 con su primera incursión en la ciencia ficción, titulada La ciudad de los ladrones. Beltrán nos lleva en ella a la ciudad subterránea de Ysgrand, en la que confluyen ladrones, mafiosos, patricios, androides y cuya existencia está a punto de dar un vuelco tras el robo de unas extrañas semillas. La obra es un ejercicio de polifonía al contar con once narradores distintos para crear una sola historia que continua en El valle de los ladrones, donde descubrimos que Ysgrand sólo era una pieza de un puzle mucho más grande. En el décimo Celsius232 nos habló de El crisantemo dorado, parte de una bilogía iniciada con El juramento carmesí (una de las novelas publicadas originalmente en México), y en el verano de 2022 nos presentó su saga El clan sin nombre, finalizada ya, y participó en nuestro Excelsius. Acude al XIII Celsius232 con su primera novela de ciencia ficción bajo el brazo, La estrella y el vacío, y con La rebelión Goblin, una novela de fantasía de reciente publicación.