Belén Martínez Sánchez (Cádiz, 1990) estudió enfermería y lengua y literatura españolas y ejerce como matrona en Zaragoza, ciudad en la que reside desde hace tiempo. Empezó a escribir en la infancia y ya no ha dejado de hacerlo. En 2012 ganó el premio Darkiss con Lilim 2.10.2003, su primera novela juvenil, y a este título se han sumado entre otros Hasta la última estrella, Una sonata de verano, Cuando reescribamos la historia o El vals de la bruja. Además, Belén es autora de Después del océano (que en 2023 le valió ser finalista en los Premios Kelvin) o de El alma del brujo. Acude al Celsius232 en 2024 con dos nuevos títulos bajo el brazo, Sangre de Dioses y Placeres mortales (esta última su primera novela de fantasía adulta) y la reedición de Una sonata de verano.