El extremeño Fernando Alcalá ejerce como profesor de inglés en su comunidad natal y simultanea ese trabajo con su labor como escritor. Tras darse a conocer en varios concursos de relatos (llegó a ganar el VII Certamen Ibérico “Jóvenes Artistas”), publicó en 2010 su primera novela, Ne Obliviscaris. A esta le siguieron Tormenta de verano en 2011 y Carlos, Paula y compañía, con la que quedó finalista del premio HQÑ en 2013, que se publicó primero en formato digital y en 2015 en papel. En 2014 se embarcó en una adaptación literaria de Sentido y sensibilidad, la novela de Jane Austen, y ahora forma parte de un binomio llamado Costa Alcalá, al que aporta el el cincuenta por ciento. La otra mitad corre a cargo de Gèorgia Costa, y ambos son autor(es) Segunda revolución. Heredero, obra en la que nos presentan el mundo de Blyd, la magia que lo puebla, las diez familias que encarnaban cada una a un poder y lo sucedido tras la caída de dos ellas… La novela, publicada en 2017, ganó el premio Kelvin505 y continuó la saga con La segunda revolución. Ellos y nosotros y concluyó con Libres, iguales y justos. Desde entonces Geórgia y Fernando no han dejado de escribir y de publicar, tanto usando su seudónimo como con los nombres de ambos en portada, y han sacado al mercado obras como Buenas hermanas, la trilogía iniciada con La Música de los prodigios y continuada en El canto de las ruinas y El lamento del hielo o La luna del cazador, además de los libros de Ojo piojo, o Sin cobertura, Viaje al centro de un volcán y Robo a bordo del Titania, y acaban de anunciar la salida al mercado de Tejesombras.