Guillem López (Castellón, 1975) se salta todas las subetiquetas y se define como un escritor de género fantástico, a secas. Su primera publicación fue la novela La guerra por el norte (Ajec, 2010); pero es versátil en sus formatos: ha escrito relatos para antologías como Antología Z. Vol 7, artículos para revistas literarias (Presencia Humana Magazine, Supersonic), y hasta un libro ilustrado de aforismos, Piensaciertos.

Acudió a la primera edición del festival con la conferencia “Star Wars y el budismo zen. El dharma de Yoda” y Dueños del destino, secuela de su primera novela.
Fue finalista del Certamen Domingo Santos en 2014, pero con 
Challenger (Aristas Martínez, 2015) llega un cambio de registro y el éxito: esta novela de fantasía urbana llena de imposibles y tejida de historias cruzadas fue incluida en la revista Weird Fiction USA con lo mejor de 2015 y en 2016 ganó los premios Ignotus, Kelvin 505 y el Spirit of Dedication Award al mejor autor europeo, otorgado por la European Science Fiction Society. Además, se ha traducido al italiano.

La polilla en la casa del humo, su inquietante cuarta novela, estuvo nominada a los premios Kelvin 505 en 2017. En 2018 tomó el relevo la quinta, Arañas de Marte, una novela en que la realidad se bifurca y multiplica y que atrapa al lector en su red. En 2019 acudió al festival con libro nuevo bajo el brazo: El último sueño, en el que volvió al universo de La polilla en la casa del humo pero para contarnos una historia situada en un momento anterior en el tiempo.

Luego vio la luz Lago negro de tus ojos, la séptima obra larga de López y en la que vuelve a Valencia y el presente para contarnos la historia de la periodista Carla Babiloni, unas misteriosas lagunas y un ajuste de cuentas con el pasado.

En el verano de 2024 estará en el XIII Celsius232 para hablarnos de su nueva y esperada novela Ardiente sol de la infancia.