Laura P. Larraya (Pamplona, 1986) es aficionada al fantástico desde la infancia. Profesora por vocación y profesional del sector desde 2009, antes incluso de empezar a escribir, se define como una maestra que cuenta historias que a veces alguien lee. Se inició como autora publicada en 2012 con la novela corta de suspense Las correas de Julia. A esta le siguió la novela  Cuando los ángeles caen, de género negro y que vio la luz en 2014. Y después de este título dio un giro a su producción y se embarcó en la creación de una trilogía de fantasía urbana dirigida a un público joven-adulto cuyo primer volumen lleva por título Sangre de cristal y por nombre genérico Crónicas de la Hija del Viento. Tras autopublicar las dos primeras entregas (la ya mencionada Sangre de Cristal y Piel de acero), llamó la atención de la editorial Héroes de Papel, que republicó la primera entrega de la Hija del Viento, aunque Laura volvió a la autoedición para el final de la trilogía. Estuvo con nosotros en la décima edición del Celsius232 con Lágrimas de hielo, la conclusión de la saga y acude de nuevo en el XIII Celsius232 con Libélula, obra en la que combina el género negro y elementos del fantástico.