Maite Capín ejerce como costurera desde hace años y puede presumir de ser la única asturiana que ha participado en Juego de Tronos. Tras presentarse a un casting tuvo la oportunidad de visitar el rodaje de la quinta temporada de la serie, intervenir como extra en la sexta y repetir en la séptima incluso con frase. Poca gente en España conoce mejor los entresijos del rodaje de la popular serie. En paralelo, Capín ha ido desarrollando actividad como directora de casting, diseñadora de vestuario (incluso ha sido candidata este año al Goya en esta categoría por la película El crucigrama de Jacob) y actriz. De todo eso charlaremos con ella, con el desparpajo que la caracteriza, en el VII Celsius232.