Richard Calder

Richard Calder (Londres, 1956) ejerció varias profesiones a lo largo de sus primeros treinta años de vida. Este licenciado en Literatura Inglesa viajó por el sudeste asiático y Australia antes de volver a su país natal y trabajar en el sector editorial, televisiones independientes y el departamento de prensa de la embajada norteamericana. Por suerte para los lectores, en 1990 se convirtió en escritor profesional a jornada completa. En 1992 publica Chicas Muertas(Dead girls en el original y publicada en España por Gigamesh), novela postciberpunk que acabó convertida en una trilogía (los otros dos títulos son Dead Boysy Dead Things) y adaptada a novela gráfica con guión del propio Calder.

A esas tres novelas se añaden otras siete y multitud de relatos cortos. Entre las obras largas cabría destacar Malignos (publicada en castellano por Gigamesh) y Babilonia (editada por Dilatando Mentes y con ilustraciones de Miguel Ángel Martín). En toda la producción de Calder se nota un interés por el encuentro y choque de culturas, un humor surrealista y un estilo barroco y denso, además de una enorme capacidad para lograr que el lector conecte con personajes de dudosa moralidad y a los que el autor no juzga. Pocos autores como Calder consiguen interconectar la tradición literaria anglosajona con la ciencia ficción más lograda y llevar la mezcla a un terreno propio.

2018-05-17T12:16:38+00:00mayo 3rd, 2018|

Deje su comentario

diecisiete + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies